cloud
cloud
cloud
cloud
cloud
cloud

Latido Emocional


featured image

Estrenamos curso y estrenamos logo

Iniciamos un nuevo curso, una nueva etapa con muuuuchas ilusiones renovadas para vivir todas las aventuras emocionales y emocionantes que están por llegar y con ella estrenamos un nuevo logo en la web.

Por todos es ya conocido que las mariposas siempre han tenido un significado muy especial para mí, quizás porque en muchos aspectos y momentos de mi vida me he sentido identificada con ellas.

Una mariposa sufre muchos cambios a lo largo de su vida, al igual que todos nosotros… Al principio se ve fea y lenta como una oruga. En esa etapa no suele resultar atractiva a la gente, sino todo lo contrario sintiéndose a veces rechazada por los demás. Para nada se imagina que más adelante, con el tiempo se convertirá en una preciosa mariposa a la que todos admirarán por sus bellos colores, su ligereza y su elegancia al volar. Ese día ya no se arrastrará lentamente por el suelo sino que volará alto y ligera, sin cargas, sintiéndose bonita y segura en su vuelo…

Este proceso y esta metamorfosis la vivimos todos nosotros de una manera muy similar a lo largo de nuestra vida. En nuestra niñez sentimos un millón de inseguridades que nos “pesan” y nos hacen ir más lentos en nuestros aprendizajes. Necesitamos “arrastrarnos” y tener los pies en el suelo. Sentimos que vamos muy lentos, el tiempo pasa muy despacio y queremos que todo vaya más rápido. Más tarde, en la adolescencia, no nos gustamos físicamente, tenemos mil complejos y continuamente nos comparamos con los demás deseando ser como ellos. Todas esas inseguridades nos distorsionan tanto nuestra realidad que incluso a veces nos sentimos ignorados por la gente de nuestro alrededor, por la gente que más queremos y eso nos hace sentirnos incomprendidos y hasta infelices. Pero de pronto llega un día en que todo cambia, de repente descubrimos aquello que nos gusta, que nos apasiona y que nos hace felices. Descubrimos nuestros talentos y aceptamos todo aquello que podemos mejorar, nos empezamos a gustar a nosotros mismos y nos sentimos queridos por nuestro entorno. Tenemos ilusiones, proyectos… y nos sentimos capaces de llevarlos a cabo. Esa confianza nos hacer volar, volar muy alto…

Por este motivo tenemos una mariposa en este “latido emocional”, no sólo porque me sienta muy identificada con ellas y por lo que simbolizan para mí, sino porque nuestros niños y niñas ahora están en esa etapa en la que se sienten como una oruga y para mí es un lujo y un privilegio el poder acompañarles en ese cambio, en su metamorfosis. Ayudarles y hacerles ver que con su esfuerzo y con sus ganas se convertirán más tarde en una preciosa mariposa, pero que para que luego puedan volar todo lo alto que ellos deseen primero tienen que descubrir toda la belleza que guarda su oruga.

En esta nueva etapa hemos añadido un corazón a nuestra mariposa pues cómo puede haber un «latido emocional» sin un corazón que lo haga latir, que lo impulse. Ahora esa mariposa ya no nace de una crisálida sino que nace de un corazón, y este es diferente a los demás, con imperfecciones y limitaciones, pero no por eso es menos bello. Todos somos diferentes y especiales y es precisamente esa diversidad lo que nos enriquece. En esa «impefección» radica su esencia y nuestra mariposa en uno de esos latidos se impulsa y echa a volar traspasando el corazón. Es ese latido el que le da confianza para iniciar su vuelo, para crecer, sentir y volar.

Os deseo a todos que el latido de vuestro corazón sea tan fuerte que impulse a vuestra mariposa a volar muy alto, todo lo alto que vosotros deseéis.  🦋

 

 

 

 

Posted by

  • Uncategorized

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies