cloud
cloud
cloud
cloud
cloud
cloud

Latido Emocional


featured image

Corazones de PAZ

Como todos ya sabéis desde 1964, para conmemorar la muerte de Gandhi, se celebra el 30 de enero el Día Escolar de la No Violencia y la Paz, el cual fue reconocido por la UNESCO en 1993. En esta fecha se recuerda la necesidad de la educación para la tolerancia, la solidaridad, el respeto a los Derechos Humanos, la no violencia y la paz. Pero en nuestro colegio no lo hemos celebrado sólo ese día sino que lo celebramos todos los días y en las últimas semanas lo hemos hecho a través de nuestras misiones.

En mi visita a sus clases les pedí que me definieran qué era para ellos la Paz. Entre sus respuestas algunas fueron la ausencia de guerra, de conflictos, de peleas, de insultos, etc. Otros contestaron que la paz también era un estado de calma y tranquilidad. Entre todos entendimos que no hace falta mirar a Siria o a otros países en conflictos bélicos para comprender lo que es la guerra o el deseo de paz, pues con tan sólo mirar a nuestro alrededor podemos contribuir a que haya paz en nuestro entorno y si miramos hacia dentro de nosotros mismos también podemos trabajar nuestra tan necesaria paz interior. Después de llegar a esta conclusión les pedí que pensaran dónde estaba la clave para conseguir esa tan ansiada Paz. Muchos contestaron que en el diálogo, en la paciencia, en saber escuchar, en la empatía, en el respeto, en el amor… y ahí era a donde yo quería llevarles. Les expliqué la importancia del respeto y del amor hacia los demás pues a una persona que quieres no la pegas, ni la insultas, ni te alegras de que lo pase mal, ni deseas su sufrimiento, etc. si no que deseas su bienestar, su felicidad, la cuidas, la proteges… Y ahí fue cuando les plateé nuestra misión que en esta ocasión consistió en lo siguiente. Les repartí tres corazones que debían colorear como ellos quisieran dando rienda suelta a su creatividad para después recortarles. Estos corazones iban a tener tres destinatarios diferentes, uno era para ellos mismos, otro para un compañero de su clase y el último para alguien de fuera del colegio que ellos quisieran. Hasta ahí todo muy fácil, pero como nuestros chicos ya van demostrando un gran crecimiento emocional les aumentamos la dificultad de la actividad. Para ello les pedí que en cada corazón escribieran tres retos o “misiones” que la persona que lo recibiera debería cumplir al menos durante un día, las cuales deberían consistir en proponer acciones que contribuyan a favorecer un entorno de Paz. Y para asegurarnos de que esas misiones se cumplieran cada niño debía ser “vigilante” del corazón que había entregado de manera que si al propietario se le olvidaba cumplirlo ya estaba ese niño como “Vigilante de la Paz” para ayudarle a cumplirlo.

¿Queréis conocer algunas de las misiones que propusieron nuestros niños? En el siguiente enlace podéis ver un vídeo en el que  reparten sus “misiones de paz”. (Este video aquí alojado no es visible en la web de YouTube. Solamente se puede ver desde aquí o teniendo un enlace).

Esta misión ha entusiasmado a todos los niños porque además de poder “mandar misiones a los demás” se han sentido responsables de que estas se cumplieran, comprometiéndose de esta manera a fomentar un entorno de paz. Además con esta misión hemos trabajado la paz en nosotros mismos, con nuestros compañeros y hemos animado a que más personas también se impliquen en proteger y cuidar la Paz de nuestro entorno. ¿Os animáis a seguir expandiendo estos deseos/retos de Paz con nosotros?

Posted by

  • Diario Emocional

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies