cloud
cloud
cloud
cloud
cloud
cloud

Latido Emocional


featured image

El duelo en los niños

Todos los días echamos de menos a aquellos seres queridos que ya no están con nosotros, pero en nuestra cultura hoy es un día en el que especialmente nos acordamos de todos ellos. Según la RAE el duelo son las “demostraciones que se hacen para manifestar el sentimiento que se tiene por la muerte de alguien” y todas ellas son necesarias vivirlas y exteriorizarlas.

Muchas veces por tratar de evitarles sufrimiento o dolor a los niños intentamos no abordar este tema hasta que se vuelve necesario hacerlo. De esta manera creemos que les estamos “protegiendo” pero yo me pregunto ¿de verdad les estamos ayudando? Si la muerte es tan natural como la vida por qué no hablar de ella con la misma naturalidad que hacemos con cualquier otro tema.

El año pasado hablamos sobre los distintos tipos de duelos y sus diferentes fases en el post “Poder decir adiós, es crecer”. En esta ocasión he hecho una recopilación de cuentos y guías que nos pueden ayudar a tratar este tema con nuestros niños. Ojalá que os gusten y os sirvan de ayuda.

“Julia tiene una estrella” de Eduard José. La madre de Julia sufre una enfermedad terminal. Antes de morir le explica a la niña que irá a trabajar en una estrella. Es un cuento que trata el tema de las enfermedades y los desenlaces dolorosos.

“El tren” de Silvia Santirosi. Este cuento aborda de un modo delicado en el texto y en las imágenes un tema que también lo es: la muerte de alguien que queremos. En esta historia la pequeña protagonista debe hacer frente a la terrible pérdida de su madre. Este álbum incide en que los niños, al igual que los adultos, necesitan tiempo para asimilar una pérdida que sienten profundamente.

“No puedo dormir” de Stein Erik Lunde . Esta conmovedora joya noruega cuenta la historia de un niño que trepa a los brazos de su padre, buscando consuelo en una noche fría de insomnio. Juntos, salen al maravilloso mundo invernal cuando el niño pregunta sobre los pájaros rojos que se posan en el árbol que su padre quiere talar a la mañana siguiente, y sobre el zorro que caza en los alrededores, y por qué su madre no despertará nunca. Con sus cálidas y reconfortantes respuestas, el padre vigila que su hijo de sentido a este extraño mundo que nos rodea, donde amar y perder van de la mano.

“Para siempre” de Kai Lüftner . El papá de Eugenio no regresará nunca más. Se ha ido para siempre. Contra ese “para siempre” no hay ninguna pastilla. Nunca más volverá a ser como fue, dice la madre. Pero hay que seguir adelante. ¿Pero por qué, de repente, la gente se vuelve tan rara? Los hay que susurran, que únicamente dicen: “Pobre niño” y sonríen. Y el ejército de los mudos. Son la mayoría. Resulta difícil hablar de ello y, sin embargo, es muy fácil: Papá no volverá nunca más.

“Una casa para el abuelo” de Grasa Toro e Isidro Ferrer. Libros del Zorro Rojo. Una familia sale de paseo en busca de un lugar para enterrar al abuelo. Y tras mucho buscar, encuentran el lugar perfecto, un campo de girasoles. Allí darán sepultura al abuelo, pero a la vez también construirán una nueva casa donde todo continuará viviendo. Esta historia, simbólica y sutil, sobre los recuerdos y los seres queridos que permanecen en nuestras vidas, nos va a permitir hablar de la muerte desde otro punto de vista.

“¡Buenas noches, abuelo!” de Roser Bausa y Carme Perís. Marta ha perdido a su abuelo y su madre la consuela en el jardín, mirando el cielo estrellado. De pronto, Marta cree ver cómo una estrella le hace guiños. ¿Podría ser el abuelo? Un relato tierno que intenta explicar, con un lenguaje narrativo y pictórico muy adecuado, a una pequeña niña la ausencia de un ser querido, la de su abuelo.

“¿Qué viene después del mil?”, de Anette Bley. Esta es la pregunta que la pequeña Lisa le hace a su amigo Otto, con el cual está aprendiendo a contar las estrellas. Lisa ya sabe contar hasta dieciséis, pero en el cielo hay muchas más estrellas, por lo menos mil, le ha dicho el viejo Otto. Con él pasa ratos muy divertidos, pero un día Otto se pone enfermo y muere al cabo de un tiempo. A Lisa le cuesta acostumbrarse a su ausencia. Es la mujer de Otto la que le hace comprender que aunque no podamos ver a una persona, ésta puede seguir presente dentro de nosotros.

“El pato y la muerte” de Javier Sagües. Siempre llega un momento en que el niño se pregunta sobre la muerte. Ingenuamente, con toda la naturalidad del mundo. Los padres lo saben, pero pocas veces tienen preparada una respuesta simple y convincente. El personaje de la muerte en este libro de Erlbruch es una acompañante silenciosa y leve como una pluma, siempre presente aunque no la percibamos: Desde hacía tiempo, el pato notaba algo extraño. -¿Quién eres? ¿Por qué me sigues tan de cerca y sin hacer ruido? La muerte le contestó: -Me alegro de que por fin me hayas visto. Soy la muerte. El pato se asustó. Quién no lo habría hecho. -¿Ya vienes a buscarme? -He estado cerca de ti desde el día en que naciste. por si acaso. -¿Por si acaso? -preguntó el pato. -Sí, por si te pasaba algo. Un resfriado serio, un accidente. ¡nunca se sabe! – Sí, nunca se sabe. pero si de algo podemos estar seguros es que responde con sencillez las grandes preguntas con la poesía de sus ilustraciones y de sus historias.

“Inés Azul” de Pablo Albo. Con Miguel se pueden hacer muchas cosas, siempre hay lío. Mandar a las hormigas a que caminen en fila india, pedir a los caracoles que no corran, que las piedras se estén quietas… Pero de pronto Miguel ya no está. Y unos dicen que no lo podemos volver a ver porque se quedó dormido. Y eso parece imposible: ¿cómo se puede ir alguien con la de cosas que aún quedan por hacer? La muerte siempre interrumpe y deja los finales abiertos. Por eso tenemos que aprovechar cada minuto de vida que tengamos, con nosotros mismos y con la gente que nos quiere y nos rodea.

“El árbol de los recuerdos” de Britta Teckentrup. Zorro había tenido una vida larga y feliz, pero ahora estaba cansado. Observó su querido bosque una última vez y se quedó dormido para siempre. Este cuento, dulce y reconfortante, celebra la vida y todos los recuerdos que permanecen en nosotros tras la muerte de un ser querido.

“Cuentos para el adiós” de Begoña Ibarrola. Es un libro con cuentos para abordar con los niños temas como el abandono y la pérdida de un ser querido. Este consta de tres partes:
– Uno contiene cuentos sobre la pérdida.
– El segundo trata sobre el abandono.
– El tercero recoge cuentos que reflejan las diversas creencias que existen sobre qué hay después de la muerte.

“¡Vuela, mariposa! ¡Vuela! de Lydia Giménez Llort. Oyakudachi es una palabra japonesa que significa ‘ponernos en la piel de otro’, un ejercicio innato de nuestra espiritualidad. Vuela, Mariposa! Vuela! es un cuento de Oyakudachi que relata la experiencia de un ratoncito pequeño, sus sentimientos de amor hacia una oruga que llenan su corazon y se tornan en dolor cuando se produce la separacion. Nos muestra las distintas fases de la pena y los sentimientos más comunes durante el proceso de elaboracion del duelo hasta llegar a su resolución. El niño puede sentirse identificado con el ratoncito y comprobar, a lo largo de la historia, que comparte con él sus sentimientos. Y escuchando su experiencia, sintiéndose identificado, aprende a comprenderse a sí mismo y a superar mejor la triste situación que ahora le envuelve. Incluye (al final) una guía para adultos sobre las fases del duelo, como lo viven los niños y referencias a canciones que nos ayudan a reflexionar y superar este amargo trance.

“Más allá del gran Río” de Armin Beuscger y Cornelia Haas. Un día la Liebre le dijo al Mapache: «Debo hacer un largo viaje y no puedo llevarte, porque debo hacerlo sólo». El Mapache la acompañó a la orilla del Gran Río y se despidió de ella. Después contó a sus amigos el Pato, el Elefante y el Ratón: «Entró en el agua pero no se hundió. Era como si estuviera sentada en una barca que la llevara. Después desapareció”. El Elefante preguntó: «¿Ha muerto?». El Mapache respondió: «Sí». Los amigos se pusieron muy tristes y fueron a dar un paseo, cada uno pensando en lo suyo. De repente, el Elefante empezó a cantar una canción y todos juntos la entonaron. El Ratón preguntó: «¿Creéis que la Liebre nos ha oído cantar?». El Mapache respondió: «Claro que sí». Y el Ratón dijo: “Entonces cantaremos más a menudo”.

“Bolita de nube” de Alex Marcos Mundopiruuu. Libro ilustrado que nos acerca con una bonita historia a la problemática de la aceptación de las despedidas, o del fallecimiento de un ser querido.

“Cipariso” de  Marta Sanmamed. Ayuda a los niños a asimilar la perdida de una mascota y superar el proceso de duelo aprendiendo a confrontar otras pérdidas que tengan en su vida.

“Yo siempre te querré” de Hans Wilhelm. Este libro es la historia de Elfi, la mejor perrita del mundo. Y también de la profunda amistad entre un niño y un perro. Se crían juntos, pero Elfi crece mas deprisa que su joven dueño, y después de una feliz vida de perro llega el momento en que Elfi se despide para siempre. Este libro muestra sobre todo la importancia que tiene expresar los sentimientos.

“No es fácil pequeña ardilla” de Elisa Ramón. La pequeña ardilla sentía una pena muy grande porque su madre se había muerto, y pensaba que nunca más sería feliz. El tema más difícil de explicar, tratado de la forma más tierna.

“Siempre te querré, pequeñín” de Debi Glori. Es un cuento muy entrañable, dirigido a los más pequeños, que habla del amor incondicional entre dos personas: la madre y el hijo.

“Vacío” de Anna Llenas . Una vida apacible y feliz puede verse truncada de repente por la toma de conciencia de un gran vacío, un agujero que nos atraviesa el pecho y nos lanza de inmediato a una forma de vida que no sabemos cómo llevar. Esto es lo que le pasa a la protagonista de esta historia, una niña feliz que, tras sufrir una inesperada pérdida, descubre en su interior un gran vacío. Este hecho la llena de tristeza y pesadumbre y la lleva a salir en busca de posibilidades para cerrarlo y volver a ser como antes. El desasosiego que le produce comprobar que no existe nada que pueda eliminarlo para siempre la conducirá a una profunda tristeza que le servirá para despertar a una nueva realidad: la solución para llenar ese vacío está en el interior de ella misma. Asumir este descubrimiento, y aceptarlo con felicidad, servirá a la niña no solo para estar mejor consigo misma, sino para acercarse a los demás tal cual, sin artificios. Anna Llenas pone de manifiesto la importancia de un proceso del que merece la pena tomar conciencia después de sufrir una pérdida: existe un vacío en la personas, llenarlo no es posible fuera de nosotros mismos, y todos y cada uno de los seres humanos tenemos o tendremos un vacío, único, especial, y en mayor o menor medida mágico. Y es este vacío el que hace que seamos especiales.

“Cómo ayudar a los niños a afrontar la pérdida de un ser querido: Un manual para adultos” de William C. Kroen. Ofrece sólidos consejos a cualquier adulto que intente ayudar a un niño a superar el proceso dramático de la muerte en un familiar o amigo. Poder llorar la muerte de uno de los padres, un hermano o cualquier otra persona querida y aprender a afrontarla evita que el niño crezca sintiéndose culpable, deprimido o asustado. En este libro, el autor nos sugiere qué podemos decirles en función de las distintas edades y etapas, y nos proporciona estrategias concretas para orientarlos a lo largo del proceso de duelo, desde los primeros días siguientes a la pérdida hasta que el niño logra seguir adelante con su vida. De ese modo los estaremos dotando de unas capacidades y una comprensión que habrán de servirles para el resto de sus vidas.
Cómo ayudar a los niños a afrontar la pérdida de un ser querido da consejos de cómo actuar de la mejor manera posible en casos dramáticos como este. Manual sumamente útil que sugiere qué podemos decir a un niño que acaba de perder a alguien a quien quiere. Ilustrado con anécdotas sobre casos reales, el libro explica las diversas maneras en que un niño afronta la muerte y reacciona ante ella.

Mamá, papá ¿qué es la muerte?”. Es una guía infantil para padres que Meridiano, Compañía de Seguros del Grupo ASV ha creado en colaboración con psicólogos expertos para explicar a los niños un tema tan desconocido y delicado para muchos de ellos: la muerte.

“Hablemos de Duelo” de Patricia Díaz Seoane en colaboración de Parcesa, Parques de la Paz. Es un manual práctico que ayuda a los padres, profesores y adultos en general a solucionar sus dudas sobre el duelo infantil y a encontrar la mejor forma de explicar a los niños qué es la muerte, un tema a menudo difícil de abordar.

Y por último os dejo un corto muy tierno en el que una niña mexicana da un breve paseo por el mundo de los muertos junto con su madre.

La vida es un viaje que comienza en la casilla de salida cuando nacemos y termina con la muerte en la casilla de meta… ¡¡Disfrutemos del viaje!!

Posted by

  • Cortometrajes
  • Cuentos
  • Libros recomendados
  • Vídeos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies