cloud
cloud
cloud
cloud
cloud
cloud

Latido Emocional


featured image

Time for change

Después de un mes de clase, de ver cuántos niños y padres estaban ansiosos por saber si este curso iba a haber misiones, y de un sinfín de problemas técnicos,  hoy por fin podemos volver a verlas en el blog.

Ante la pregunta de si va a haber misiones la respuesta es si, si que habrá misiones este curso, pero este año serán diferentes.

Todas las semanas trabajaremos las emociones con los niños del colegio pero esta vez no lo haremos todo el cole a la vez sino que alternaremos cursos de manera quincenal, de manera que una semana tendrán misiones los cursos de infantil, primero, segundo y tercero de primaria y la semana siguiente tendrán misión los cursos de cuarto, quinto y sexto de primaria. A los niños les ha dado mucha pena pues hasta nos habían pedido más de una misión a la semana pero por organización de centro se ha decidido así.

Las misiones que realizaron en el mes de septiembre consistieron en reflexionar en qué habían crecido (interiormente) o qué habían aprendido durante los meses de verano. Cuando les fui a ver a sus clases todos estaban deseando contarme lo que habían hecho en vacaciones y después de escucharles les pregunté cómo se habían sentido porque lo importante no es lo que haces en vacaciones ni dónde vas sino cómo te sientes haciendo lo que hayas hecho o estando con las personas con las que hayas estado…

Con los peques de 3 años hicimos una misión de bienvenida. Les recibimos con mucho cariño y nos contaron todas las cosas que ya podían hacer por estar en el “cole de mayores”. Todos estaban muy contentos porque se sentían super mayores.

Con los niños de 4 y 5 años y de 1º y 2º de primaria hicimos una bandera muy especial en la que pusieron todo lo que habían aprendido a hacer y que el año pasado no sabían hacerlo. Cada uno contó en qué había mejorado y entre todos nos felicitamos por nuestros progresos.

Con el resto de cursos del colegio además de que cada niño compartiera en qué había “crecido” o mejorado durante el verano también tuvieron que pensar en qué podían contribuir para favorecer a su clase y que este curso fuera fantástico. Ambas preguntas las reflexionaron y las compartieron en voz alta pero en la segunda además tuvieron que repetir en qué iba a contribuir su compañero anterior. De esta manera jugamos entre todos a practicar la escucha activa, la cuál les expliqué que consistía en una forma de comunicación que demuestra al hablante que el oyente le ha entendido y que se refiere a la habilidad de escuchar no sólo lo que la persona está expresando directamente, sino también los sentimientos, ideas o pensamientos que subyacen a lo que se está diciendo. Este juego fue muy divertido y además les sirvió para reflexionar sobre la cantidad de veces que hablan con las personas pero sin escucharlas y que igual que nos gusta que nos escuchen cuando hablamos nosotros también debemos escuchar al que nos habla y hacerle sentir escuchado y atendido. De igual manera, al tener que repetir en qué iba a contribuir su compañero para favorecer la convivencia en la clase este compromiso se veía reforzado, además de ser conscientes de que todos podían contribuir en muchas cosas positivas y que el bienestar de la clase dependía de todos ellos.

Y con estas misiones hemos comenzado el curso… a tope de ganas y de ilusión.

 

ganas

 

 

 

 

 

Posted by

  • Diario Emocional
  • En el Cole

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies