cloud
cloud
cloud
cloud
cloud
cloud

Latido Emocional


featured image

La caja del aburrimiento

Desde que comenzamos este Proyecto de Educación Emocional cada semana les hemos ido explicando a todos los niños del colegio diferentes emociones haciendo mucho hincapié en que todas las emociones son positivas porque todas ellas son necesarias y saludables. Dentro de estas emociones se pueden distinguir dos grupos, las emociones agradables (alegría, felicidad, euforia, etc) y las emociones desagradables (ira, miedo, tristeza, etc.). A lo largo de estos meses y a través de nuestras “misiones” les hemos dado estrategias para gestionar emociones desagradables como la ira y nerviosismo (con el bote de la calma, la respiración feliz, pintando mandalas), el miedo (la piraña come-miedos), la angustia (inflando globos), etc. Esta semana la misión ha consistido en aprender a gestionar otra emoción desagradable que es el famoso aburrimiento.

Como ya hemos comentado en muchas ocasiones todas las emociones son adaptativas, necesarias y saludables. Siempre nos aportan alguna información de lo que nos está ocurriendo por ese motivo no es bueno negarlas o ignorarlas. Lo primero de todo es necesario identificarlas y nombrarlas (saber qué nos pasa y qué emoción sentimos), investigar qué es lo que nos ha originado esa emoción (descubrir por qué nos sentimos así) para después poder gestionarla y que la duración de esa emoción, en el caso de que esta sea desagradable, sea el menor tiempo posible. De esta manera habremos aprendido lo que esa emoción quería mostrarnos y enseñarnos pero lograremos que su efecto en nosotros sea lo más breve posible sin que este llegue a dominarnos. Una de esas emociones desagradables que más sienten y viven nuestros niños es la del aburrimiento. ¿Cuántas veces les habremos podido oír el famoso “me aburro”? y nosotros, los adultos, por lo general rabiamos al oírlo porque solemos pensar “¡cómo es posible que te aburras con todos los juguetes que tienes!”. Esta situación que acabo de describir es de lo más normal además de habitual pero es muy necesaria que la vivan, porque por lo general los niños de hoy están abrumados con tantos juguetes y posibilidades de ocio a su alcance que en muchas ocasiones hace que se les nuble su capacidad de decisión o de deseo. Por este motivo la misión de esta semana ha sido la de trabajar el aburrimiento intentando convertir esa emoción desagradable en otra emoción agradable. ¿Y cómo lo hemos hecho? pues de una forma muy divertida.

El lunes cuando fui a sus clases ya tenían todos los niños sus cajas preparadas en sus mesasy estaban ansiosos por descubrir para qué eran. Entonces les repartí unos papelitos donde tenían que escribir al menos cinco cosas que les gustara muchísimo hacer y que siempre pudieran hacerlas. En seguida se animaron a escribir muchas más porque se les ocurrieron un montón, lo que sin duda mejorará este juego pues cuantos más papelitos tengan más variedad y posibilidades tienen de disfrutar. Muchas de las cosas en las que han coincidido han sido: jugar con papá y mamá, jugar con mi hermano/a, leer un libro, dibujar, hacer manualidades, regar las plantas, cocinar con papá o mamá, jugar a construcciones, hacer puzzles, etc. A continuación los guardaron en su caja y les expliqué el juego. Este consiste en que cada vez que se aburran o digan “me aburro” deben coger su caja, abrirla, sacar un papelito y hacer lo que en él hayan escrito de manera que puedan poner fin a su aburrimiento y puedan comenzar a disfrutar haciendo algo que les gusta un montón. A lo largo de la semana cada niño ha ido personalizando su caja en las clases de plástica para que así resulte aún más atractivo este juego. Cuando la terminen se la llevarán a casa para poder jugar allí con ella.

Sé que la mayoría de vosotros no tenéis tiempo de aburriros o que hace mucho que ya no sabéis lo que es eso, pero…. ¿os animáis a hacer una vosotros? Seguro que en algún momento llegará la calma y como ya no estamos acostumbrados a tener tiempo libre es fácil que no le sepamos aprovechar, por eso os animo a hacer una y así, mientras va llegando el momento de poder usarla, nos vamos ilusionando con la cantidad de cosas que nos gustan y que algún día podremos hacer.

Posted by

  • Diario Emocional
  • En el Cole
  • Galería
  • Proyecto Innovación Educativa

  • Posted by Anónimo 14/04/2016 at 7:28 pm

    Me ha encantado esta misión, es de las mejores de todo el año. Te quiero, besos.
    Lucía Castaño de quinto 😉

    Responder
  • Posted by Anónimo 14/04/2016 at 7:50 pm

    Hola Rut las fotos muy bonitas
    Un beso
    Alba C

    Responder

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies