cloud
cloud
cloud
cloud
cloud
cloud

Latido Emocional


featured image

Cuidando nuestras semillas y la historia del Bambú

Este lunes tuvimos nuestra misión especial del huerto y nuestros amigos de “La Flor de Castilla” vinieron, como todos los meses, a ayudarnos a cuidar nuestro huerto. Esta vez trajeron unas grandes piedras para decorar aquella enorme montaña de tierra que construyeron nuestros niños, y también ayudaron a la instalación del riego que el Ayuntamiento nos está poniendo. Me llena de satisfacción ver cómo un proyecto tan bonito está uniendo a tanta gente, lo que nos permite poder vivir y disfrutar aún más toda esta hermosa experiencia.

En esta ocasión, como la actividad en el huerto iba a ser muy complicada para los más pequeños, Lorena me acompañó por todas las clases para ver y asesorar a todos nuestros niños en los cuidados de los semilleros que tienen en sus aulas. Les explicó los cuidados y necesidades que tenían cada semilla, sus propiedades, características y todos sus beneficios. Cada semillero lo comparamos con la clase, y cada semilla con cada uno de nuestros niños. Todos necesitan cuidados, cariño, “luz”, esperanza y sobre todo, confianza en ellos para brotar, tanto las semillas como los niños. Lorena se quedó fascinada de lo bien cuidadas que están todas las plantas. También les enseñó una caña de Bambú que ella llevaba y les explicó que lo iban a poner en el huerto para invitar a las mariquitas a que vayan a vivir allí, así de esta manera además de tener más seres vivos en el huerto ellas también nos ayudarán a cuidar de las plantas comiéndose todos los pulgones que quieran hacer daño a nuestras plantitas.

Y aprovechando que vamos a tener una caña de bambú en el huerto les conté una historia…

La historia del Bambú

Hay algo muy interesante que sucede con el bambú japonés y que nos enseña una importante lección. Cuando un cultivador planta una semilla de este árbol, el bambú no crece inmediatamente por más que se riegue y se abone regularmente.

De hecho, el bambú japonés no sale a la superficie durante los primeros siete años. Un cultivador inexperto pensaría que la semilla es infértil, pero sorprendentemente, luego de transcurridos estos siete años el bambú crece más de treinta metros en solamente seis semanas.

¿Cuanto podríamos decir que tardó realmente en crecer el bambú? ¿seis semanas? ¿o siete años y seis semanas? Sería más correcto decir que tardó siete años y seis semanas. ¿Por qué? Porque durante los primeros siete años el bambú se dedica a desarrollar y fortalecer las raíces, las cuales van a ser las que luego de estos siete años pueda crecer tanto en solamente seis semanas. Además, si en algún punto en esos primeros siete años dejamos de regarlo o cuidarlo, el bambú muere.

Autor desconocido

Lo mismo que le ocurre al bambú nos ocurre a nosotros en muchos aspectos de la vida. En general nos apresuramos y nos ponemos ansiosos si no logramos inmediatamente un objetivo e incluso le abandonamos creyendo que no seremos capaces de lograrlo o cualquier otro tipo de pensamiento limitante similar. Pero muchos de ellos, especialmente los más ambiciosos requieren tiempo y dedicación. Imaginaros si hubiéramos regado el bambú durante seis años y once meses y luego nos hubiéramos rendido… todo ese esfuerzo y esos cuidados no hubieran servido para nada porque el bambú se hubiera muerto a falta de un mes por brotar. Nunca sabemos cuando llegará ese momento, nuestro momento, por eso jamás hay que rendirse, hay que tener paciencia y perseverar en nuestros propósitos porque algún día florecerán. Eso tenemos que hacer con nuestros sueños, proyectos y con nuestra vida, regarla, cuidarla y saber esperar, porque un día esa semilla dará su fruto y ese sueño o proyecto se cumplirá. Y no hay mejor proyecto, mayor inversión o “semilla” que los niños. Eso mismo es lo que hacemos en el colegio, cuidar y regar las “raíces” de nuestros niños los cuales un día brotarán y serán tan altos y fuertes como el bambú.

Posted by

  • Cuentos
  • Diario Emocional
  • En el Cole
  • Galería
  • Proyecto Innovación Educativa
  • Uncategorized

  • Posted by Anónimo 05/04/2016 at 7:41 pm

    ¡Cómo está creciendo el huerto! Fantástico trabajo compañeros

    Responder

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies