cloud
cloud
cloud
cloud
cloud
cloud

Latido Emocional


featured image

¡¡Feliz día …

… del Trabajo!! y qué mejor manera de celebrarle que trabajando… con vosotros en el blog.
Esta semana en el cole hemos estado trabajando (valga la redundancia) el cuento de “El príncipe feliz”, de Oscar Wilde.
Nada más llegar el lunes a clase los niños se encontraron con el Príncipe dándoles la bienvenida a todos. Los peques se acercaron a él con mucha curiosidad, unos decían que era el Principito, otros que era el novio de la princesa Sofia, jaja. Les llamó mucho la curiosidad pues ninguno sabía por qué estaba ahí ni para qué. Y esa era nuestra intención…

Cada día de la semana les hemos ido leyendo un poquito del cuento. Siempre se quedaban con ganas de más, de terminarle, pero a través de estas “entregas literarias” hemos trabajado la paciencia y lo importante que es saber esperar, que cada cosa tiene su tiempo, que lo importante no es terminar cuanto antes sino disfrutar del proceso, de cada momento… y a pesar de que les podía la intriga y la impaciencia, han sido capaces de entenderlo e incluso disfrutarlo, pues cada día estaban ansiosos de saber cómo iba a continuar el cuento, y más aún cuando en su llegada al cole veían que el Príncipe, cuando salía a recibirles al patio y desearles los buenos días, había sufrido… alguna transformación.
Cada día hemos trabajado el cuento desde las distintas áreas curriculares y en los próximos días os iré contando que actividades hemos hecho porque hoy quiero centrarme más en la misión de la semana, la cuál obviamente tiene que ver con este cuento.
El miércoles, cuando fui a visitar a nuestros niños, les pregunté que si les estaba gustando el cuento y a los más mayores les pregunté si veían alguna relación con las emociones que trabajábamos cada semana. Hubo opiniones para todos los gustos pero todos coincidían en que les estaba gustando mucho. Entonces les propuse la misión de la semana que esta vez iba a consistir en hacer un análisis, una reflexión personal sobre ellos y el cuento. Debían de pensar, una vez que terminaran de leer el cuento el jueves, en quién se veían más reflejados, con qué personaje se identificaban más:
– Con el junco, que se mantenía inmóvil, que coqueteaba con quien fuera a verle…
– Con la golondrina, que al principio gruñía y ponía escusas para no hacer favores pero que luego era capaz de dar su vida por ayudar…
– A las demás golondrinas que iban todas hacia Egipto, que donde va una van todas…
– Al Príncipe, que era capaz de dar todo lo que poseía hasta quedarse sin nada por ayudar a los que más lo necesitaban…
– Al alcalde y sus concejales, que se quedaban en la belleza externa de las cosas y en las apariencias…
– Al profesor de arte que opinaba que lo que no era bello ya no era importante… y así con el resto de personajes del cuento.
Creo que esta misión nos va a revelar mucha información de nuestros chicos, de cómo se ven a ellos mismos, de cómo está su autoestima.
Sé que muchos de vosotros ya habéis leído el cuento pero a los que no os lo hayáis leído os le recomiendo sin ninguna duda. Al final de este post os dejo el enlace al cuenta-cuentos de esta historia para que podáis disfrutarlo todos en familia.
Y… ¿vosotros con qué personaje del cuento os identificáis?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Posted by

  • Cuentos
  • Diario Emocional
  • Varios
  • Vídeos

  • Posted by Anónimo 08/05/2015 at 7:58 am

    me ha gustado mucho esta actividades.
    David 3º

    Responder

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies